A la luz de la situación por la que atraviesa nuestra hermana República Bolivariana de Venezuela, El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), por voz de su presidente ejecutivo, Fernando Martín García, emitió la siguiente Declaración:

"El Partido Independentista Puertorriqueño denuncia la complicidad del gobierno colonial de Puerto Rico con la política intervencionista del presidente Donald Trump con relación a Venezuela.

Cualquier oferta genuina de ayuda material a Venezuela tendría que hacerse en coordinación con el gobierno de ese país, que es el que reconoce la Organización de Naciones Unidas (ONU). Si no es así, de lo que se trataría es de prestarse para usar la oferta de ayuda como un instrumento de intervención en violación del derecho internacional. Parece mentira que el Gobernador de Puerto Rico, un país intervenido desde hace 120 años por los Estados Unidos, se humille hasta el punto de colaborar con la pretensión de Trump de derrocar y poner gobiernos en América Latina como si la región le perteneciera a Estados Unidos, y quien ha amenazado incluso con la intervención militar.

El PIP apoya las expresiones del Secretario General de Naciones Unidas así como la iniciativa en Montevideo, por parte de los gobiernos de México y Uruguay, insistiendo en la necesidad de propiciar el dialogo entre los venezolanos rechazando la intervención extranjera y promoviendo la solución pacífica del conflicto."