Comunicado de Prensa

Lcda. María de Lourdes Santiago Vicepresidenta del PIPLa Vice-Presidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), la Lcda. María de Lourdes Santiago, pronosticó que los nuevos incentivos a la industria de la construcción anunciados por el Gobernador en el día de ayer tendrán poco efecto real en la recuperación definitiva de dicha industria.

“Esta propuesta del Gobierno, originada por el interés de los grandes desarrolladores de vivienda, banca hipotecaria y los profesionales relacionados a esa industria de evitar a toda costa las consecuencias nefastas de haber apostado a la continuación ad infinitum de la burbuja inmobiliaria, podrá lograr un aumento temporero en el movimiento de propiedades, pero no podrá parar la devaluación de los

 inmuebles a largo plazo ni la continuación de la crisis de la industria. Tal como ocurrió cuando expiraron incentivos anteriores, tan pronto estos incentivos expiren volveremos a las mismas. Es evidente que los que financian a Luis Fortuño no acaban de querer entender que la crisis de la industria de la construcción es reflejo del colapso del modelo de desarrollo económico colonial y que ese modelo no tiene remedio como motor de crecimiento económico. De poco le sirve a un ciudadano que el gobierno le exima de pagar sellos y comprobantes en una hipoteca o comprar una propiedad para alquiler si no tiene él ni su potencial arrendatario expectativas de mantener a flote su empresa o retener su puesto de trabajo.” sentenció Santiago.

Por otra parte, la ex senadora se opuso a que las exenciones del pago de aranceles y ganancias de capital vayan a beneficiar a los desarrolladores de vivienda nueva. “Los anuncios a página completa en los periódicos no lo dicen, pero el Proyecto de la Cámara 2814, que pretende instrumentar la propuesta, no limita sus beneficios a compradores y a vendedores en el mercado secundario. Una cosa es tratar de incentivar al comprador para que compre y al vendedor en el mercado secundario a vender para comprar una propiedad nueva, pero otra cosa es que el Estado, además de ayudar a moverle el inventario al desarrollador, le exima a éste de los costos tradicionales de efectuar una venta y las consecuencias contributivas de generar ganancias en la misma. Este es el “socialismo para ricos” que propone la Asociación de Constructores de Hogares: el poder y las subvenciones del estado a favor de una industria que se jacta de su pujanza pero incapaz de progresar sin la beneficencia gubernamental”, puntualizó la líder independentista.

Para terminar, la Vice Presidenta del PIP comentó que el proyecto establece políticas públicas contradictorias para tratar de mejorar la situación del mercado. “Para dar un solo ejemplo, si hay un exceso de oferta en el mercado y ese el problema que quieren resolver, ¿por qué el gobierno está dando incentivos a las personas en el mercado secundario a poner sus propiedades en venta sin que esas personas tengan que usar el producto de la venta para comprar otra propiedad? En realidad lo que están haciendo es incentivar a la gente a liquidar activos inmuebles para pagar deudas. Parece que el gobierno no se da cuenta o no le importa, que este subsidio en particular provoque un mayor deterioro en los precios”, concluyó María de Lourdes Santiago.